Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies

Los Enfermos Celíacos Reciben el Apoyo Unánime del Senado

Nov 20

Los Enfermos Celíacos Reciben el Apoyo Unánime del Senado

- Elaboración de un Plan de Inspección anual que garantice el correcto etiquetado de los alimentos sin gluten. 

- Inclusión de menús aptos para celíacos en centros escolares, comedores y cafeterías de organismos públicos o aeropuertos. 

- Promover la subvención de productos básicos sin gluten.

Madrid, 20 de noviembre de 2.009.- La FEDERACION DE ASOCIACIONES DE CELIACOS DE ESPAÑA (FACE) quiere agradecer a todos los Grupos de la Cámara su apoyo y consenso por unanimidad ante la moción presentada por el Grupo Popular en pro de los celíacos el pasado día 18 de noviembre.

La Gerente de FACE, Marta Teruel, estuvo presente en el Senado y confirmó: “hoy es un día importante para el colectivo celíaco, este consenso nos permite plantear líneas de trabajo conjuntamente, ver que no estamos solos y que todos estamos de acuerdo en que se debe favorecer y mejorar la calidad de vida de los enfermos celíacos y sus familias”.

La iniciativa propone la dirección en la que habría que trabajar, con ligeros matices, y que incluye:

1.- Mantenimiento de una postura activa en las reuniones del Codex Alimentarios (FAO) promoviendo que se establezca como límite máximo de gluten en alimentos “sin gluten” las 10 partes por millón.

2.- Proponer al Consejo Interterritorial que se intensifiquen las campañas de información a la población en general sobre la enfermedad celíaca y los problemas tanto sanitarios como sociológicos que conlleva, incidiendo en el diagnóstico precoz de la enfermedad y su seguimiento, tanto en la atención primaria como en la especializada, así como en la necesidad de establecer una ayuda psicológica a los recién diagnosticados para que el diagnóstico no les suponga una merma en su vida, y todo ello en el marco competencial de cada Comunidad Autónoma.

3.- Inyección entre las Comunidades Autónomas del Protocolo de Diagnóstico Precoz elaborado en el año 2008, con la recomendación de su difusión entre los especialistas, especialmente en la atención primaria.

4.- Proponer la elaboración, conjuntamente con las Comunidades Autónomas en el ámbito de sus competencias, y en el marco del Consejo Interterritorial de Sanidad, de un Plan de Inspección anual que garantice el correcto etiquetado de los alimentos sin gluten.

5.- Publicación periódica de un listado de alimentos permitidos para pacientes de esta enfermedad.

6.- Promover en el ámbito del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud la inclusión de productos básicos sin gluten (pan, harina, pasta y galletas) como productos subvencionables, tanto por parte de las Comunidades Autónomas como por el Estado, para proteger la salud de los celíacos al igual que se protege la salud del resto de pacientes.

7.- Establecimiento, en colaboración con la Comunidades Autónomas, de convenios que faciliten la inclusión de menús aptos para celiacos en los distintos ámbitos sociales, tales como centros escolares, comedores y cafeterías de los organismos públicos, hospitales, aeropuertos y estaciones etc, así como la recomendación de incluir dichos menús en todos los establecimientos de restauración.

8.- Colaborar con las empresas del sector para la realización de guías de buenas prácticas de fabricación que resulten efectivas para garantizar la seguridad de los alimentos sin gluten.

La enfermedad celíaca es una intolerancia permanente al gluten, y la enfermedad crónica intestinal más frecuente en España.

El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, cebada, centeno, espelta, kamut, triticale y posiblemente avena.

La ingesta de gluten produce una atrofia de las vellosidades del intestino que conlleva una mala absorción de los nutrientes (proteína, grasas, hidratos de carbono, sales minerales y vitaminas).

El único tratamiento es llevar una alimentación exenta de gluten durante toda la vida, de esta manera se consigue la normalización clínica y funcional de la enfermedad.

La dieta sin gluten se consigue mediante el consumo de productos naturales como carne, pescado, frutas, verduras, leche, y productos especiales aptos para celíacos elaborados a partir de harinas de maíz o arroz (pasta, pan, galletas, dulces, bizcochos…). Deben evitarse, en principio, aquellos productos procesados por la industria en los que no se tenga una total garantía de su composición o de su forma de elaboración.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Formación FACE
FACE ASISA