Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies

Reportar comentario

Hola amigos, OS quiero explicar mi caso por si os puede ayudar en algo. Soy una señora de 66 años y desde muy pequeña tuve problemas digestivos como ardores, flatulencias y sobre todo mucha anemia, así toda mi vida tirando del carro. Por entonces, no se conocían muchas alergias en España. Nunca tuve diarrea ni estreñimiento, ya tenia bastante con ser anémica, lo que me provocaba frecuentes desmayos. En la pubertad, los desmayos desaparecieron, pero no la anemia q continuaba acompañandome. Esperaba, al llegarme la menupausea que todo esto cesaría, pero fue todo lo contrario. Diarreas continuas, dolores intestinales cada 15 días, falta de hierro y hemoglobina, todo de mal en peor hasta que me puse en manos de dos especialistas de aparato digestivo los cuales coincidieron en el diagnóstico: intolerancia al gluten y a la lactosa, así como intestino irritable, esto si, después de 2 endoscopias y 3 colonos copias. Después de todo, tengo que dar gracias a Dios que no fue otra cosa peor. Deje de tomar gluten y lactosa y OS puedo decir que llevo 8 años sin anemia, estoy fuerte, pero mi intestino sigue siendo muy sensible después de haber estado toda la vida castigándolo. Mi consejo es que dejéis de tomar gluten y productos asociados a la lactosa pues prácticamente van unidos.
Espero haberos ayudado contandoos mi experiencia. Un saludo.