Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies

La fibra en la dieta sin gluten

Jul 29

La fibra en la dieta sin gluten

Dieta sin gluten y fibra

El único tratamiento para la enfermedad celiaca es una dieta sin gluten de por vida, en ocasiones este tipo de dieta puede aportar una cantidad de fibra menor a la necesaria, ya que se eliminan muchos alimentos ricos en la misma. Un ejemplo de ello son pan, galletas o cereales de desayuno integrales.

 

La fibra alimentaria se puede definir como la parte comestible de las plantasque resiste la digestióny absorción en el intestino delgadohumano y que experimenta una fermentaciónparcial o total en el intestino grueso. Desde el punto de vista nutricional la fibra alimentaria no sería un nutriente, ya que no participa directamente en procesos metabólicosbásicos del organismo. No obstante, la fibra alimentaria desempeña funciones fisiológicas sumamente importantes como favorecer una buena digestión, ayuda al mantenimiento o regulación del colesterol en sangre o ayudar a una correcta absorción de los azúcares. Además, la fibra da sensación de saciedad sin aportar calorías.

La fibra se puede clasificar en fibra soluble que se encuentra en las semillas de lino, en la naranja, en los guisantes o en la zanahoria; y la fibra insoluble que fomenta la regularidad intestinal y que está presente en los garbanzos, las avellanas, los kiwis o las nueces.

Uno de los problemas derivados de un aporte deficiente de fibra sería la aparición de estreñimiento. Para llegar a cumplir con los requerimientos de fibra necesarios para lograr un correcto funcionamiento de nuestro organismo sería necesario aumentar el consumo de alimentos sin gluten ricos en fibra sin olvidarnos de realizar una dieta saludable y variada, aportando una cantidad adecuada de líquidos.

Ejemplos de unas buenas pautas para favorecer el consumo adecuado de fibra serían:

  • Aumentar el consumo de frutas crudas y a ser posible con piel; manzana, pera, frambuesas, kiwi, piña tropical, etc. Además, las frutas desecadas como ciruelas pasas, orejones, higos o dátiles pueden resultar beneficiosos para evitar el estreñimiento.
  • Comer aproximadamente 2 veces a la semana legumbres en sopas o ensaladas; garbanzos, lentejas o judías aportan gran cantidad de fibra.
  • Las verduras son una rica fuente de fibra, las espinacas, la alcachofa, la soja, el brócoli o la coliflor son muy buenas opciones para incluirlas en una dieta sin gluten.
  • Una buena alternativa podría ser sustituir arroz blanco por arroz integral que aporta una cantidad mayor de fibra. Otros productos como la harina de sorgo y la harina de maíz contienen una alta cantidad de fibra.
  • Incluir frutos secos en la dieta como las almendras, los pistachos o las pipas.

Es sencillo siguiendo unas buenas pautas alimentarias evitar el estreñimiento en personas celíacas, teniendo en cuenta que hay que aumentar el consumo de determinados alimentos como los que se han descrito previamente.

Como hemos visto llevar una dieta sin gluten no implica sufrir estreñimiento, adecuando los hábitos y llevando una dieta variada evitaremos sufrir carencias nutricionales.

1 comentario

  • Enlace al Comentario Esmeralda Lunes, 01 Agosto 2016 19:13 publicado por Esmeralda

    Muchas gracias por esta informacion, era una de mis grandes dudas y me he quedado super tranquila gracias a vosotros.

    Reportar

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.