Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies

¿Sabes que diferencias existen entre una alergia, una intolerancia y la enfermedad celiaca? Te lo explicamos.

Mar 05

¿Sabes que diferencias existen entre una alergia, una intolerancia y la enfermedad celiaca? Te lo explicamos.

Una de las dudas que más continúa repitiéndose es la referente a la diferencia que existe entre la alergia, la intolerancia y la enfermedad celiaca. Hoy te explicamos qué es cada patología, cómo se manifiesta y qué daños provoca.


Es importante tener en cuenta que cada patología es diferente aunque muchos de sus síntomas sean comunes además de que en cada individuo puede manifestarse de manera completamente diferente.

ALERGIA ALIMENTARIA

La alergia alimentaria es una reactividad alterada frente a una sustancia que se ingiere, toca o inhala. Dicha respuesta la provoca el Sistema Inmunitario. Su síntoma principal y que la diferencia de la intolerancia y la enfermedad celiaca es la anafilaxia, una reacción inmunitaria severa, generalizada, de rápida instalación y potencialmente fatal ante el contacto del organismo con el alérgeno en cuestión.

INTOLERANCIA ALIMENTARIA

Se describe como la incapacidad del organismo para asimilar correctamente un alimento o uno de sus componentes. Existen varios tipos de intolerancias (ezimáticas, farmacológicas e indeterminadas) y la diferencia con las alergias reside en que en estas reacciones no interviene el sistema inmunitario. Algunos de los síntomas son compartidos con la alergia y la enfermedad celiaca como hinchazón, diarrea o gases. A largo plazo se han descrito patalogías asociadas como la fatiga crónica o la anemia.

ENFERMEDAD CELIACA

Es una enfermedad sistémica inmunomediada provocada por el gluten y prolaminas relacionadas que tiene lugar en individuos geneticamente predispuestos. Los síntomas más repetidos son la diarrea, vómito, gases o hinchazón abdominal. Cabe recordar que existen personas celiacas que no presentan síntomas tras su ingesta aunque siempre existe daño intestinal. Otras patologías que pueden desarrollar los enfermos celiacos sin una dieta exenta de gluten son dermatitis herpetiforme, problemas de crecimiento, osteoporosis o cáncer digestivo, entre otros.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Formación FACE
FACE ASISA